Prueba: BMW X1 sDrive 18i City DKG

Muchas veces suceden cosas inesperadas en el mundo automotriz. Una de esas cosas es la presentación de los rediseños de algunos modelos. Vamos a probar a la BMW X1 en su versión de entrada de gama automática antes de su renovación en nuestro mercado.


Esta BMW X1 mediante su diseño logra hacer entender al público, sobre todo en esta versión, para que fue hecha. Mucha superficie vidriada y líneas de diseño convencionales, sin ningún recurso deportivo. Llantas de 17" sobre neumáticos 225/55 R17 de perfil alto. Con todos estos elementos no queda ninguna duda de que fue pensada para personas que buscan ante todo el confort de marcha y sobriedad.

Los faros delanteros son bi LED con proyectores con función de luz de curva y luz diurna integrada. Los camineros son halógenos y los pilotos traseros se componen de diodos LED y clásicas lámparas. Mide 4.439 mm de largo, 1.821 mm de ancho y 1.612 mm de alto. La distancia entre ejes es de 2.670 mm.


Esa sobriedad vista en el exterior, se replica en el interior. Todos los materiales y encastres son de primera calidad. El tapizado es de tela. El volante está forrado en cuero, se regula en altura y profundidad. Tiene las funciones del control de velocidad crucero, radio y telefonía. 

Como históricamente sucede en los BMW, todos los mandos del interior están ubicados hacia el conductor. Las butacas tienen regulaciones manuales. El puesto de conducción se puede ajustar tanto como uno quiera gracias al gran recorrido de altura que tiene la butaca. 

El tablero está compuesto de dos agujas predominantes (tacómetro y velocímetro) retroiluminadas en blanco en el día y anaranjadas en la noche a las que se les integran dos más pequeñas por debajo (combustible e indicador de consumo instantáneo) más una computadora de a bordo a color completa. Al centro de la consola se encuentra una pantalla de 6,5" con el sistema iDrive, de fácil manejo, con infinitas funciones y Apple CarPlay. Es de serie la iluminación ambiental configurable en dos colores: anaranjada o blanca. 


Por debajo se encuentran todos los mandos del sistema de audio, con entrada para discos y el aire acondicionado. El comando de la transmisión es eléctrico, luego de seleccionar la posición de la transmisión, vuelve al centro, menos cuando pasamos a modo Sport.

Si hablamos de espacio, está dentro del promedio. No es inmenso pero tampoco es chico. Dos personas de 1,70 mts de alto irán cómodas en los asientos de atrás, incluso las personas más altas van a estar lejos de tocar el techo. La plaza central es dura e incómoda por el falso túnel de transmisión. Estos asientos traseros se pueden reclinar individualmente. Un detalle en la zona posterior son las dos tomas USB tipo C para cargar teléfonos. 

El baúl es de 505 litros de capacidad, que rebatiendo los asientos pasan a 1.355. Por debajo de la tapa interior del mismo se encuentra un neumático de auxilio de diferente medida que las titulares.


El motor es un 1.5 litros de tres cilindros en línea con 12 válvulas Turbo Twin-scroll y de inyección directa, control variable de válvulas VALVETRONIC y control variable de los árboles de levas doble VANOS. Puede entregar 140 Cv de fuerza entre 4.500 y 6.500 rpm y un torque de 220 Nm entre 1.480 y 4.200 rpm. 

Se acopla a una transmisión automática Steptronic de doble embrague con siete marchas y la tracción se dirige a las ruedas delanteras. Según BMW puede acelerar de 0-100 km/h en 9,7 segundos y el consumo mixto se sitúa en 5,8 litros cada 100 kilómetros.


En ciudad es mucho más que suficiente para el uso diario gracias a la respuesta en baja y al funcionamiento de la transmisión, que pasa los cambios de forma imperceptibles. Donde mejor se siente es entre las 1.500 y 4.000 vueltas. En el modo ECO PRO, la primera marcha tan solo la utiliza para romper la inercia: a los 4 km/h ya conecta la 2da y a partir de ahí los pases de marcha se realizan cuánto antes. En situaciones que no se pise el acelerador, el motor entra en el modo de navegación por inercia desacoplando la transmisión. De esta forma se ahorra combustible. 

El modo Sport vuelve más sensible el acelerador y eleva el rango de revoluciones del motor, haciendo los pases de marcha a las 2.500 rpm. Los pase de marcha en este modo no transmiten tirones, como si lo hacen las DSG del grupo Volkswagen. Tanto las vibraciones como la sonoridad son nulas gracias al trabajo de insonorización del habitáculo, que tan solo permite la entrada de ruidos eólicos a más de 160 km/h.


Salir a ruta no es problema. El 1.5 entrega fuerza en casi todo el rango de revoluciones. A 110 km/h en D7 el motor gira a unas 1.900 rpm y una recuperación de 80 a 120 km/h la logra en 7,4 segundos. Nuestras mediciones de consumo resultaron en 8,8 l/100 km en ciudad, 5,5 l/100 km en ruta y 7,6 l/100 km en uso mixto.

La dirección asistida eléctricamente variable funciona a la perfección tanto en ciudad como en ruta, donde puede ser liviana, precisa y rápida a los movimientos del conductor. La suspensión delantera y trasera es multilink. Tiende al confort pleno, ningún pozo o imperfección se transmite al interior con sequedades. En ruta, aunque sea una suspensión blanda, tampoco inclina demasiado. 

Los vientos laterales la afectan muy poco y las curvas rápidas las toma sin problema alguno. Los frenos de discos ventilados en el eje delantero y sólidos en el trasero detienen a la X1 en distancias más que cortas.


Lo que equipa en materia de seguridad la BMX X1 City DKG:
  • 6 Airbags (frontales, laterales y de cortina)
  • Frenos ABS
  • Control dinámico de tracción (DCT)
  • Control de estabilidad (DSC)
  • Asistencia de frenado en curvas (CBC)
  • Control dinámico de frenos (DBC)
  • Función de secado de discos y pastillas
  • Compensación de fading
  • Asistente de arranque en pendientes (HLA)
  • Bloqueo en marcha
  • Alarma
  • Anclajes ISOFIX para sillas infantiles 
  • Cinco cinturones inerciales de tres puntas
  • Cinturones delanteros pirotécnicos, tensores y limitadores de tensión
  • Sensores de impacto
  • Cinco apoyacabezas
  • Rueda de auxilio temporal
  • Faros Full-LED autoadaptables y firma de LED diurna
  • Faros antiniebla de LED
  • Faros traseros LED
  • Sensores de estacionamiento traseros

En tanto, en materia de confort:
  • Aire acondicionado manual
  • Alfombras de Velours
  • Asientos delanteros con ajustes manuales
  • Luces de ambiente en dos colores
  • Volante en cuero con regulación en altura y profundidad
  • Reposabrazos delantero y trasero
  • Molduras interiores "Oxide Silver"
  • Sistema multimedia iDrive con de 6,5"
  • Apple CarPlay
  • Computadora de a bordo
  • Control de velocidad crucero activo con función de frenado
  • Cuatro levantavidrios eléctricos
  • Botón de encendido 
  • Encendido automático de luces
  • Modos de conducción ECO PRO, Comfort y Sport
  • Sistema Start&Stop
  • Tapizados en tela "Grid Anthrazit"
  • Dos USB tipo C para pasajeros traseros
  • entre otros

En un mercado en el que abundan las SUV en torno a los 40 y 50 mil dólares hay que ver cuál es el objetivo de cada una de ellas. Las generalistas tienen que justificar el precio con equipamiento, muchas veces motorizaciones más potentes que la competencia e inventos puros de marketing. Aquel que opta por una SUV premium de entrada de gama no está mirando ese lado.

Todo aquel que busque una SUV premium de entrada, como esta X1, hay cosas que ya da por sentado: calidad e ingeniería alemana. Sin inventos raros pero completamente funcionales y duraderos en el tiempo. 


Lo bueno:
  • Diseño exterior e interior
  • Desempeño del motor
  • Consumos
  • Funcionamiento de la transmisión doble embrague
  • Posición de manejo
  • Espacio interior
  • Confort de marcha
  • Comportamiento dinámico
Lo malo:
  • Ausencias de equipamiento de seguridad
  • Ausencias de equipamiento de confort
  • Rueda de auxilio temporal
Precio y garantía:
  • BMW X1 sDrive 18i City DKG: US$ 51.900
  • Garantía de 2 años sin límite de kilometraje

0 Comentarios:

Publicar un comentario