Prueba: Changan CS15 Luxury 1.5 DCT

Ahora en manos del grupo Santa Rosa Motors, Changan (conocida anteriormente como Chana bajo la representación de AutoStar) ofrece mejores relaciones precio/producto que antes. Probamos a la CS15, el crossover para el segmento B.

Cara bonita y (casi) original. La Changan CS15 presenta un diseño que toma prestados elementos de diseño de otras firmas, aunque no en el frontal, que es el sector mejor diseñado. Cuenta con faros halógenos para las ópticas principales y camineros, siendo únicamente las luces diurnas de diodos LED. Todas las zonas bajas de la carrocería y pasarruedas son de plástico negro. 

En el lateral lo primero que llama la atención son las llantas de 16" diamantadas en neumáticos de la firma "Giti" en la medida 205/55 R16 y debajo de ellas los calipers de los frenos están pintados de rojo. En la manija de la puerta del conductor se ubica el botón para desbloquear las puertas gracias al sistema Keyless. 


Las dimensiones son de 4.100 mm de largo, 1.740 mm de ancho y 1.635 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2.510 mm y un despeje al suelo de 180 mm.

En la zona posterior es donde se puede ver la inspiración de otros modelos de marcas convencionales que comentaba dos párrafos arriba, sobre todo en la de la luneta y el spoiler. La tapa del baúl abre hacia arriba y en ella se encuentra la cámara de retroceso. El mismo tiene una capacidad de 500 litros y rebatiendo los asientos se llegan a 1.038. Por debajo de la tapa cubre auxiliar se encuentra una rueda de menor tamaño: 195/45 R15. 


En el interior todos los plásticos son duros pero de buena calidad. El tablero se compone de tres elementos: el tacómetro, velocímetro y computadora de a bordo de 3,5" sensible a los reflejos del sol que se comanda desde el volante. La misma está en mandarín (o similar) y muestra la cantidad de combustible, temperatura, odómetro, alerta de fallas y kilómetros restantes para el service.

El volante está forrado en cuero, solo se regula en altura y además de controlar la computadora de a bordo también se puede comandar la radio. A la izquierda del mismo hay una botonera de la que podemos controlar el Start&Stop para el ahorro de combustible, Control de estabilidad, altura de las luces y espejos. 

En la consola central se encuentra una pantalla de 9" que viene de origen, aunque parece aftermarket. Esto último lo digo por el hecho de que tiene muchas funciones pero tan solo funciona la radio, Bluetooth y la función para reflejar la pantalla de los smartphones. 


Más en detalle, tiene una sección llamada "Info coche" en la que teóricamente podríamos cambiar ajustes del auto como por ejemplo la traba automática de puertas, pero cuando presionas para seleccionar o dar "ok" a la opción elegida nada pasa. Otra de las curiosidades de esta pantalla es el sistema de GPS. 

Apenas iniciamos la aplicación, nos aparece un cartel que dice "Cargando Israel", el idioma es Árabe y no nos muestra mapas de Uruguay. También tiene grabado dentro de la memoria interna audios de personas hablando ruso y cada vez que apagamos el vehículo por un largo rato, la pantalla desconfigura la hora y fecha. Por último, al colocar reversa puede que te aparezcan las guías dinámicas o no. 


Por debajo de esta pantalla se encuentran los comandos para el aire acondicionado. Es digital y su utilización es sencilla. Las teclas del mismo se perciben sólidas y se destaca por la velocidad y el silencio de funcionamiento. Los pasajeros delanteros van a ir algo justos de espacio a lo ancho y largo. Por más que las butacas estén altas incluso en la posición más baja es muy difícil que alguien llegue hasta el techo.

Los que viajen atrás van a ir cómodos siempre. No hay falso túnel de transmisión por lo que se pueden acomodar fácilmente tres personas con apoyacabezas y cinturón inercial de tres puntas para cada uno. Para los más chicos hay, de serie, anclajes ISOFIX para sillas infantiles y para los más grandes cuenta con un puerto USB para cargar un dispositivo móvil.


El único motor disponible es un 1.5 litros de 16 válvulas y cuatro cilindros de la familia BlueCore desarrollada por Changan. Este impulsor puede entregar 100 Cv a las 5.500 Rpm y un torque de 145 Nm entre 3.500 y 4.500 Rpm. Nuestra unidad se acopla a una transmisión automática de cinco marchas con doble embrague aunque también hay manual, la tracción es delantera y el tanque de combustible es de 44 litros.

Si bien es una mecánica silenciosa desde el exterior, produce mucho ruido hacia al interior desde muy bajas vueltas. En la práctica es un conjunto motor/caja que nunca terminamos de acostumbrarnos a la forma de funcionamiento. La caja tiene un defecto: patina y pareciera nunca terminar de acoplarse. Al iniciar la marcha se sienten vibraciones provenientes de la misma y demora en salir. 


El motor, a su vez, tiene una muy pequeña zona donde se siente a gusto y es entre 3.000 y 4.000 rpm. Fuera de ese rango de revoluciones estamos frente a un motor que genera desconfianza. Incorporarse rápidamente a una ruta no es opción. En un uso tranquilo, la caja pasa de marcha a las 2.500 rpm, mientras que si pisamos a fondo el pedal del acelerador se hacen a las 6.200 rpm. A 110 km/h en D5 el motor gira a 3.200 rpm. El Start&Stop que equipa tiene un funcionamiento tardío, tanto para apagar el motor como para iniciar la marcha nuevamente. 

La transmisión cuenta con modo Sport y secuencial, el primero lo único que hace es desconectar el sistema mencionado anteriormente y más nada. No cambia la gestión del acelerador ni eleva las revoluciones del motor para hacer los cambios. El secuencial, en cambio, es a mi parecer el mejor modo para usar esta transmisión. No es cien por ciento secuencial, como era de esperar, pero de esta forma evitamos los mareos y reducimos los patinamientos que se producen en la posición "D".


El consumo en ámbito urbano fue de 8,3 l/100 km (12 km/l) mientras que en ruta logramos unos 6,5 l/100 km (15,3 km/l). Ambos un tanto elevados para tratarse de un motor 1.5 litros pero entendibles luego de explicar el funcionamiento de la transmisión y tan solo contar con cinco marchas. Finalizando la parte de mecánica y transmisión, un adelantamiento en ruta activando el modo kick-down de la transmisión de 80 a 120 km/h lo hace en 13 segundos.

La dirección está bien asistida y el radio de giro es reducido, siendo muy bueno para ciudades, pero para ruta podría endurecerse un tanto más. La suspensión es independiente de tipo McPherson adelante y atrás es una barra de torsión con barra estabilizadora. El confort de marcha es bueno tanto en ciudad como en ruta, pero tiende a ser blanda, por lo que en ruta ante cualquier curva se inclina y es muy sensible a vientos laterales. Los frenos de discos en todas las ruedas (ventilados adelante y sólidos atrás) tienen un correcto funcionamiento.


El equipamiento de seguridad de la nueva Changan CS15 se compone de
  • 4 Airbags (frontales y laterales)
  • Frenos ABS+EBD
  • Control de Estabilidad (ESC)
  • Control de tracción (TC)
  • Anclajes ISOFIX para sillas infantiles
  • Inmovilizador
  • Cinco cinturones inerciales de tres puntas + cinco apoyacabezas
  • Bloqueo automático en marcha
  • Faros halógenos con regulación desde el interior y encendido automático
  • Luces de circulación diurnas
  • Faros camineros delanteros y trasero
  • Espejos exteriores eléctricos con desempañador y plegado eléctrico
  • Sensores de estacionamiento traseros
  • Cámara de retroceso
  • Indicador de presión de neumáticos (TPMS)

En tanto, el de confort:
  • Aire acondicionado manual
  • Pantalla multimedia de 9" con GPS y apps para descargar
  • 6 parlantes
  • Computadora de a bordo
  • Control de velocidad crucero
  • Volante multifunción en cuero con regulaciones en altura
  • Asiento del conductor regulable en altura manual
  • Tapizados en cuero
  • Cuatro levantavidrios eléctricos
  • Asiento trasero abatible 60:40
  • Apoyabrazos central delantero
  • Techo solar fijo con doble cortina

La Changan CS15 es un claro ejemplo de que los autos provenientes de China tienen la intención de estar a la altura en calidad de las marcas convencionales con fábricas regionales. Sin ir más lejos, este es un producto que podría confundirse con un producción Mercosur. Pero hoy ya no alcanza ofrecer mucho equipamiento a bajo precio para convencer a una gran masa de personas como lo era antes, a los inicios de estos autos. 

El mercado propio está a la mitad de un giro de 180° que puede verse desde hace 3 años en cuanto a la cantidad de unidades de autos chinos comercializados. Pasaron de estar en los top 5 en ventas a desaparecer de esas listas y no porque no hubiera oferta, sino porque las marcas tradicionales no les dejan margen para seguir avanzando con productos y precios competitivos. 

Va a ser difícil convencer a alguien de gastar US$ 22.990 que sale esta unidad testeada con todos los aspectos a mejorar que tiene. A los chinos les queda un largo camino por recorrer, pero muy poco tiempo para que se complete el "giro" que los compradores están provocando. 


Lo bueno:
  • Diseño
  • Equipamiento de confort
  • Equipamiento de seguridad
  • Habitabilidad
  • Confort de marcha
  • Capacidad del baúl
  • Garantía
Lo malo:
  • Respuesta del motor
  • Funcionamiento de la transmisión
  • Recuperación de velocidad en ruta
  • Pantalla multimedia con funciones a la vista pero "anuladas"
Precio y garantía:
  • Changan CS15 Luxury Extra Full 1.5 DCT: US$ 22.990
  • Garantía de 3 años o 100.000 kilómetros

0 Comentarios:

Publicar un comentario