Ford, GM, Honda, Jaguar, Land Rover y una ola de despidos

El 2019 recién empieza. Las principales automotrices estadounidenses están en crisis. En el correr de estas semanas se conocieron las consecuencias de una crisis económica que está afectando a todo el mundo automotriz. Pero no son las únicas.

Ford: Esta semana se anunció (aunque sin previo aviso) el fin de producción del Fiesta (hatchback, segmento B) en la planta Sao Bernardo do Campo, ubicada en Brasil y el retiro comercial de la línea de camiones de la firma. La actividad de Ford en Brasil, por ahora, se concentrará en el Ka y EcoSport. Lo peor: se pierden 2.800 puestos de trabajo directos. 

A partir de mayo de este año ya no se hará más el Focus, el sedán y hatchback para el segmento C producido en Argentina. El motivo es sencillo: ya nadie compra automóviles del segmento C teniendo cada vez más oferta de SUV´s. Dicha fábrica quedará exclusivamente para la Ranger hasta nuevo aviso. 


General Motors: El grupo norteamericano ya tomó la decisión de cerrar 7 fábricas en todo el mundo. Modelos como el Cruze pierden su lugar en el mercado estadounidense, pero en Argentina se seguirá produciendo. Alrededor de 14.000 personas quedarán sin empleo.

Días más tarde de conocer el mal momento financiero de la empresa, se anunció la nueva familia de productos que llegará entre este año y 2022, pero días más tarde se conoció que hay posibilidad de que se retiren de Brasil si no se consiguen mejores precios con proveedores y beneficios fiscales. 

Honda: La firma nipona se retira de Gran Bretaña dejando 3.500 personas sin empleo para el año 2022. Se estima que uno cada diez autos que se vendieron el año pasado en dicho país se produjo en dicha planta. 

En Argentina, la firma hará un cierre aunque de forma temporal de la planta donde se hacen las HR-V debido a una baja demanda en el mercado interno. 

Jaguar/Land Rover: Hace tan solo unos días, las firmas en manos de Tata Motors dieron a conocer que en los próximos meses, unas 4.500 personas quedarán sin empleo debido a una caída en las ventas de sus vehículos producidos. El objetivo es crecer a largo plazo y poder invertir en el futuro de los autos eléctricos. 

0 Comentarios:

Publicar un comentario