Mini prueba: Renault Kwid

Mini pruebas es la nueva sección para este 2019 de Motorblog. La vamos a inaugurar con un auto que probamos a fines del 2018, el Kwid. Qué es y toda la info que precisás saber, a continuación. La prueba completa y detallada se puede leer haciendo click acá. 

Mini pruebas es la nueva forma de leer el análisis de un auto. Y no, no vas a ver nada llamativo, pero si diferente. Quienes no tengan mucho tiempo de leer un análisis completo o simplemente no gusten de leer un texto de una extensión tal, ahora van a poder leer la misma pero en un formato más compacto y sobre todo, en mucho menos tiempo. 

En el caso de que el vehículo sea una nueva versión de un producto ya probado con anterioridad, directamente se publicará este formato. 


Diseño
Juvenil en líneas y agradable a la vista. Es el citycar low cost con los trazos más modernos del mercado que junto a la estética "aventurera" hicieron del Kwid un éxito en ventas. Tiene tres tuercas por rueda, un solo limpiaparabrisas y no tiene llantas, está claro que había que respetar un presupuesto para dejarlo en precio.


Interior
Mejorable pero espacioso. La posición de manejo no es buena, faltan regulaciones de butaca y volante. Calidad y refinamiento son palabras que no se tuvieron en cuenta para el desarrollo, la ausencia de aislación sonora es notoria. Viajan cómodos cuatro personas, podrían ser cinco niños pero no hay quinto cinturón inercial de tres puntas.


Motor y transmisión
1.0 litros de nuevo desarrollo. Tiene tres cilindros en línea, 12 válvulas con inyección multipunto y distribución por cadena. Puede entregar 66 Cv de fuerza a las 5.500 rpm y 93 Nm de torque 4.250 rpm. Se combina con una transmisión manual de cinco marchas y la tracción es delantera. El tanque de combustible es de 35 litros.

En ciudad
Gracias a la transmisión de relaciones cortas se desempeña bien en el ámbito urbano, no hay que estar buscando la zona alta del tacómetro para que su comportamiento sea correcto. El consumo en este ámbito, realizando una conducción ágil, fue de 6,5 l/100 km (15,3 km/l). 

La dirección es ideal para estacionar y hacer maniobras y la suspensión es blanda, no hay ninguna aspereza en la marcha. 


En ruta
Comienza a mostrar debilidad. No fue hecho para hacer varios kilómetros en este ámbito. A 110 km/h el motor gira en quinta marcha a unas 3.500 rpm, muy arriba en vueltas. Nuestro mejor consumo obtenido fue de 5,49 l/100 km (18,2 km/l). Las recuperaciones de 80-110 km/h las logra en 7,6 segundos en tercera marcha.

La dirección está sobre asistida y las suspensiones que eran cómodas en ciudad hacen que se incline en curvas.  Los frenos de discos sólidos delanteros y tambores traseros tienen un funcionamiento insuficiente. 


Seguridad
  • 4 Airbags (frontales y laterales de tórax)
  • Frenos ABS
  • Anclajes ISOFIX para sillas infantiles
  • Cuatro cinturones inerciales de tres puntas + cinco apoyacabezas
  • Bloqueo
  • Retrovisor interior día/noche
  • Faros camineros
  • 3 estrellas Latin NCAP

Equipamiento
  • Aire acondicionado manual
  • Dos levantavidrios eléctricos
  • Computadora de a bordo
  • Tacómetro
  • Pantalla de 7" con sistema MediaNAV 2.0
  • Indicador de pase de marchas (GSI)
  • Revestimiento interno del baúl
  • Tapizado en tela
  • Alerta de luces encendidas
  • Espejos y manijas de puertas en color carrocería
  • Limpia luneta trasero

Conclusión
El Renault Kwid es un auto creado para las ciudades de los mercados emergentes en América Latina. Pone foco en lo que los usuarios piden hoy en día: equipamiento y diseño, pero se descuida en otros aspectos. 

No todos los hogares y familias están preparadas para mantener económicamente varios autos, por eso este Kwid debería tener un comportamiento bueno o al menos aceptable en todas los los ámbitos de uso, tanto urbanos como extra urbanos, pero solo cumple de forma correcta con uno. 

0 Comentarios:

Publicar un comentario