Prueba: Ford Ranger 2.5 XLT

Ford actualizó su gama de Ranger hace tan solo unas semanas (ver nota) y apenas unos días después pedimos para probarla. Esta vez es una XLT con el motor 2.5 naftero. En algunas semanas más tendremos la Limited con el motor 3.2 turbodiésel de cinco cilindros. 

Se fabrica en nuestro país vecino, Argentina, donde ya recibió el MY2019. Los cambios son mínimos a nivel de equipamiento y nulos en términos de diseño. En aquel país tiene la ventaja de ser la única con este tipo de motorización, por lo que no tiene rivales con los que competir en el mercado.

En nuestro país existen 11 opciones de Ranger: XL 2.5 4x2 Cabina Doble, XL 2.5 4x2 Cabina Simple, XLT 2.5 4x2 Cabina Doble, XL 2.2 TDCi 4x2 Cabina Doble, XL 2.2 TDCi 4x4 Cabina Simple, XL 2.2 TDCi 4x4 Cabina Doble, XLS 3.2 TDCi 4x2 Cabina Doble M/T, XLS 3.2 TDCi 4x4 Cabina Doble M/T, XLT 3.2 TDCi 4x4 Cabina Doble M/T, XLT 3.2 TDCi 4x4 Cabina Doble A/T y Limited 3.2 TDCi 4x4 Cabina Doble A/T. La prueba de la tercera mencionada, a continuación. 


Por fuera, me parece la pick-up más atractiva del segmento D (mediano). Incluso no solo en esta versión XLT que tiene partes cromadas como la parrilla y manijas de puerta, sino que también las de entrada de gama. Tengo cierta debilidad por las pick-up con plásticos negros y llantas de chapa. Las de nuestra unidad son de aleación de 17" sobre neumáticos 265/65 R17 de la firma Pirelli para uso en pavimento. 

Los faros cuentan con proyectores halógenos y antinieblas por debajo. Los principales se pueden regular en altura desde el interior para que cuando la caja esté cargada se pueda compensar el ángulo. Las luces traseras también son halógenas. En el paragolpes de esta zona se encuentran los (tan necesitados en ciudad) sensores de estacionamiento. Estamos frente a una pick-up de 5.359 mm de largo, 1.850 mm de ancho y 1.821 mm de alto. La distancia entre ejes es de 3.220 mm. 

La caja mide 1.549 mm de largo, 1.560 mm de ancho y 0.511 mm de alto. No cuenta con protección alguna, en nuestro color gris los rayones provocados por el uso eran notorios. La capacidad máxima de carga es de 963 kilogramos. El peso en orden de marcha es de 1.912 kilogramos.


En el interior no pretende ser una camioneta con calidad de materiales destacada ni mucho menos, sino que está pensada para lo que fueron creadas las pick-ups en general: resistir el trabajo que exige el campo y por ende, el maltrato. Aunque esto último es relativo, alguien del campo jamás va a reconocer que es maltrato, sino que su respuesta será "lo tiene que soportar por naturaleza". 

No hay piezas mal encastradas ni grillos, todo se siente sólido. La posición de manejo es buena gracias a las regulaciones de la butaca. El volante está forrado en cuero, es multifunción y solo regula en altura. Al frente se encuentra el mismo tablero que utilizaba la Ranger antes del restyling.


Cuenta con tacómetro, velocímetro, medidor de combustible y temperatura de agua del motor en relojes analógicos, mientras que la computadora de a bordo se ubica al centro de estos y muestra el consumo mixto, consumo instantáneo, velocidad media y odómetros. Al centro de la consola se ubica el sistema SYNC con pantalla de 4,2" con Bluetooth y controles por voz. Es muy fácil su uso y navegación dentro de las diferentes secciones. Por debajo de esta pantalla y sus botones está el climatizador automático de doble zona. 

En la zona posterior es cómoda. Las piernas van apenas más elevadas que como si fuéramos en un auto. Está equipada con cinco cinturones inerciales de tres puntas y cinco apoyacabezas. Para los más pequeños hay anclajes ISOFIX. 


El motor es un 2.5 litros naftero, aspirado naturalmente, de cuatro cilindros en línea con distribución variable iVCT, inyección indirecta y 16 válvulas capaz de entregar 166 Cv a las 5.500 Rpm y un torque de 225 Nm a las 4.500 vueltas. La transmisión es únicamente manual de cinco marchas y la tracción se dirige al eje trasero. Ford no declara prestaciones ni consumos.

En la práctica es un motor perezoso en la zona baja del tacómetro pero que gracias a la transmisión de relaciones cortas hace que entregue rápidamente su potencial subiendo en vueltas. Ya que hablamos de la transmisión, cuenta con recorridos algo largos pero precisos. A partir de las 3.500 vueltas se mueve con soltura, pero a medida que vamos elevando las revoluciones para conseguir agilidad también hacemos que la aguja del tanque de combustible se acerque más rápido a vacío. 

Me refiero a que el consumo de esta mecánica es elevado, tanto en ciudad como en ruta, aún en un uso tranquilo y pasando las marchas incluso antes de que el indicador de pase de cambios lo indique. 


En ciudad el mejor que obtuvimos fue de 12 l/100 km (8,3 km/l), mientras que en ruta el mejor consumo obtenido fue de 9,6 l/100 km (10,4 km/l). Una sexta marcha o una quinta más larga no le vendría nada mal, ya que a circulando a 110 km/h el motor va a 3.000 vueltas. 

En pruebas de performance, logró un 0 a 100 km/h en 12,1 segundos, un usual adelantamiento de 80 a 110 en tercera marcha en 8 segundos, en cuarta lo completa en 9,69 y en quinta se extiende a los 13,8 segundos. La aislación acústica del mismo es muy buena, a partir de 3.000 vueltas recién se empieza a escuchar en el habitáculo. 

Fuera apartado del motor, es una pick-up muy entretenida de usar en caminos alejados del asfalto. Toda la gama Ford en Uruguay tiene de serie Control de Estabilidad y Tracción, esta Ranger no es la excepción. Para quienes gusten de divertirse en caminos de tierra, el control de tracción puede ser completamente desconectado, el de estabilidad no. No tiene tracción doble ni neumáticos mixtos, por lo que las capacidades off-road son limitadas.


En caminos urbanos y pavimentados cuenta con un confort de marcha correcto, pero algo más duro de lo que se podría esperar de una pick-up. Como es usual en estos productos, al tener suspensión trasera de elásticos semielípticos es saltarina cuando llevamos la caja vacía. La dirección asistida hidráulicamente es algo pesada y lenta ante los movimientos del conductor. En las Ranger más equipadas es asistida eléctricamente. Por último, los frenos hacen muy bien su trabajo deteniéndola en distancias cortas y siempre en línea recta. 

El equipamiento de seguridad de esta Ranger XLT se compone de:
  • ABS con EBD y Asistente de Frenado de Emergencia (EBA)
  • 3 airbags (conductor, acompañante y rodilla del conductor)
  • Control de Estabilidad (ESP) y control de tracción (TCS)
  • Control de Carga Adaptativo (LAC)
  • y Asistente de Partida en Pendientes (HLA)
  • Control Electrónico Antivuelco (ROM)
  • Cinco apoyacabezas regulables en altura
  • Cinco cinturones inerciales de tres puntas
  • Anclajes ISOFIX en plazas traseras 
  • Alarma volumétrica con cierre centralizado a distancia
  • Sensores de estacionamiento traseros
  • Faros de lupa halógenos
  • Faros camineros

En tanto, el de confort se compone de:
  • Climatizador digital de doble zona
  • Radio Bluetooth, USB, MP3, con pantalla color multifunción HMI de 4.2’’
  • Levantavidrios eléctricos en plazas delanteras y traseras con sistema “un toque” para el conductor
  • Volante multifunción tapizado en cuero con comandos de audio y telefonía regulable en altura
  • Asiento del conductor con cuatro ajustes
  • Control de velocidad crucero
  • Espejos exteriores cromados con comando eléctrico

Es una pick-up con un buen diseño exterior, buen equipamiento de seguridad y buen equipamiento de confort. Es un producto muy agradable de usar en el día a día si no miramos el consumo de combustible. Está pensada para llevar carga liviana en tramos cortos (como puede ser de un pueblo a otro) o trabajos muy leves en el campo. 

Quienes estén buscando una pick-up dedicada a tareas de carga quizás tengan que optar por las turbodiésel menos equipadas, ya que el mismo equipamiento que la probada lo tiene la XLS, pero la diferencia de precio es mucha: US$ 13.000. Cada uno deberá elegir entre contar con el torque de una mecánica turbodiésel y pagar ese monto o pagar US$ 33.990 que sale la XLT probada y acostumbrarse al motor naftero.

Lo bueno:
  • Diseño
  • Equipamiento de seguridad
  • Equipamiento de confort
  • Tacto de transmisión
  • Plazas traseras cómodas 
  • Confort de marcha 
  • Robustez del interior 
  • Relación precio/producto
Lo malo:
  • Respuesta en baja del motor
  • Consumos
  • Ausencia de sexta
  • Interior desactualizado
Precio y garantía:

0 Comentarios:

Publicar un comentario