La industria automotriz nacional creció un 365% respecto al 2017

La industria automotriz nacional vive un periodo de renacimiento, incrementando su producción con la entrada en funcionamiento, desde el año pasado, de dos nuevas plantas de montaje. Por lo acotado del mercado local, esta industria depende en exclusividad de la posibilidad de exportar su producido. Artículo de SCS Consultores

El #MonitorComex de esta semana hace foco en la producción y exportación de vehículos, es decir, en esta oportunidad no consideraremos a la producción de autopartes que tienen una dinámica diferente. En tal sentido, cabe recordar que las exportaciones de vehículos (partidas aduaneras 8703 y 8704) habían tenido un pico máximo en el año 2013 con la exportación de USD 221 millones y casi 15.000 unidades.

El deterioro posterior fue evidente, al punto de que grandes exportadores del rubro hoy ya no están, como es el caso de la planta de Chery-SOCMA que cerró en Uruguay a mediados del 2015. Sin embargo, con la llegada de nuevos emprendimientos, desde el segundo semestre del 2017 se visualiza una clara reactivación de las exportaciones del sector.


En particular, si comparamos el comportamiento exportador del primer semestre del 2018 versus el primer semestre del año de 2017, encontramos que a junio de este año se llevan exportados un total de 4.032 unidades por casi USD 60 millones, lo que representa un incremento del 365% en comparación con igual período del año anterior.

El destino de las exportaciones del sector se encuentra claramente concentrados en la región y en particular Brasil (79%) y Argentina (19%).


En momentos donde la economía uruguaya muestra resistencias en la creación de empleo, y dificultades para encontrar ramas industriales dinámicas, la producción y exportación de vehículos parecen ser la excepción. 

Según datos del Índice de Volumen Físico de la Industria Manufacturera (IVFIM), divulgados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la producción de vehículos es una de las pocas ramas industriales que crece (con excepción de la refinación de petróleo). Su producción acumula un alza del 67% en los primeros siete meses del 2018 y en los últimos doce meses 103%. Pero quizás, por la coyuntura actual, el dato más relevante, es que esta rama industrial crece generando empleo y contratando mayor cantidad de horas laborales, con un incremento del 23,5%.

0 Comentarios:

Publicar un comentario