Informe: los autos híbridos y sus tipos

Como cada vez es más usual, los autos híbridos logran instalarse en nuestro país de a poco. Si bien el principio es el mismo, existen diferentes formas para la hibridación de un automóvil. Todas estas, detalladas a continuación. 


Dentro de los híbridos hay diversas ramas divisoras, por un lado están los mild-hybrid, por otro los full-hybrid, en serie y paralelos. Un claro ejemplo para el primer tipo es el nuevo Mercedes-Benz Clase C con su nuevo motor 1.5 (ver equipamientos y precios). Esto es simplemente un alternador de 48V EQ Boost que puede entregar 14 Cv complementarios al motor térmico en las situaciones donde el motor consume más combustible, es decir, en los momentos que debe romper la inercia. 

En los momentos que este alternador recarga la batería de litio-ion es únicamente en las frenadas o desaceleraciones, el motor térmico no interviene. Además, es el encargado de la climatización y sistemas eléctricos del vehículo, para procurar no quitarle potencia al motor principal. Con el pedal del acelerador a fondo, ambos motores trabajan juntos bajo una función denominada "Boost", donde el pequeño eléctrico actúa en el pequeño periodo de tiempo que el turbo no entra en acción. 

Por otro lado, como mencioné al comienzo, están los full-hybrid o combinados. Como bien dice su nombre, son los que combinan un motor a combustión con un motor eléctrico para impulsar independientemente o de maneja conjunta a las ruedas. En este tipo, el motor térmico también puede recargar las baterías y un ejemplo es el Hyundai Ioniq (ver prueba completa). Son los más conocidos. 

Los híbridos en serie solamente transmiten fuerza a las ruedas a través de las baterías, las cuales el motor térmico es el encargado de recargar. Este mismo no tiene transmisión directa con las ruedas. El Chevrolet Volt es un ejemplo de este sistema. 
Por último, los híbridos en paralelo son los que hacen funcionar a ambos motores (térmico y eléctrico) constantemente y de manera dependiente. Para el movimiento del auto siempre se necesita encender el térmico y se utiliza el eléctrico únicamente como complementario para mayores prestaciones. 

Por último están los PHEV, híbridos enchufables o Plug-In Hybrid. Suelen contar con baterías más grandes que los híbridos combinados ya que ofrecen una autonomía en modo eléctrico extendida, que usualmente ronda los 30 kilómetros. Tienen prestaciones mayores a los híbridos combinados no enchufables gracias a que el motor eléctrico debe tener una mayor fuerza para poder utilizarlo como motor principal. Como bien dice su nombre, se enchufan a la corriente eléctrica de un hogar o a los conectores de carga rápida que logran (en algunos casos) cargar el 80% de la batería en tan solo media hora. 

0 Comentarios:

Publicar un comentario