Prueba: Volkswagen Polo Highline 1.6 M/T

El Volkswagen Polo pasó por el garaje de Motorblog durante un fin de semana en su versión más equipada denominada Highline asociada al motor 1.6 MSI de 16 válvulas y transmisión manual. Está construido sobre la plataforma MQB-A0 del grupo Volkswagen y seguí leyendo para saber si este Polo, con esta plataforma, motor y equipamiento, es un digno líder para el segmento B.

Volkswagen comenzó su denominación Polo en 1975 con la llegada de la primera generación. Se ofrecía en dos opciones de carrocería: sedán o hatchback, ambas de tres puertas, aunque en otros países, la versión sedán se comercializó bajo el nombre Derby. La segunda generación se presentó en 1981 con dos opciones de carrocería: hatchback y wagon, ambos también de tres puertas. Permaneció 13 años de corrido en los mercados hasta 1994, cuando llegó la tercera generación.

El Polo de tercera generación estaba fabricado sobre la base del Seat Córdoba y en Uruguay se pueden observar con frecuencia rodando por las calles. Se ofrecía en cuatro versiones de carrocería: hatchback de tres y cinco puertas, sedán de cuatro puertas y wagon de cinco puertas. También fue el que comenzó con lo que luego fue copiado por el Gol Mercosur: la edición harlequin. El Polo IV llegó en 2002 con un cambio rotundo en el concepto del auto. Ofrecía motores potentes, un diseño más deportivo y estaba basado en los Seat Ibiza y en la tercera generación del Škoda Fabia.
El Volkswagen Polo de quinta generación se presentó en 2008 con un diseño completamente nuevo, que mostraba la nueva identidad de la firma alemana. Estaba disponible en tres variantes de carrocería: hatchback de tres y cinco puertas o sedán de cuatro puertas. A nuestro mercado llegó en las dos últimas proveniente de India con el motor 1.6 litros de 16 válvulas y dos opciones de transmisión: manual de cinco marchas o automática Tiptronic con seis.

Tras más de cuatro décadas de existencia, el Volkswagen Polo recibió su último cambio generacional hasta la fecha el año pasado (ver nota), y fue el auto elegido para que Volkswagen fabricara un global y de mayor calidad que el Gol en el Mercosur. Se monta en la plataforma MBQ-A0, es decir, un derivado de la MQB utilizada por los Golf, pero la misma que utiliza la actual generación del Audi A1 y Seat Ibiza de quinta generación.
En el frontal, sigue la línea de diseño anti-envejecimiento de Volkswagen. El planteo general del frontal son líneas clásicas, que no disgustan a nadie, y por esto es acusado de ser parecido al Gol, aunque quien escribe no comparta ese comentario. Esta versión Highline se puede reconocer por las luces LED diurnas ubicadas a los costados de los camineros, insertos cromados dentro de las ópticas halógenas y en la sección baja del paragolpes.

De perfil no hay ni un argumento para asemejarlo a un Gol. El Polo es idéntico al europeo. Cuenta con una línea de cintura muy definida, recurso que el Grupo Volkswagen ha estado utilizando mucho en sus últimos vehículos, así como también la insignia identificando a la versión entre la puerta delantera y el pasarruedas. Es uno de los más grandes del segmento, seguido por el Kia Rio (ver prueba). Mide 4.057 mm de largo, 1.741 mm de ancho y 1.468 mm de alto. La distancia entre ejes es de 2.565 mm y el despeje al suelo es de 149 mm. La versión Highline cuenta con llantas de aleación de 16" con un agradable diseño a la vista de cinco rayos dobles bi-color en neumáticos 195/55 R16 de la firma Pirelli.


Finalmente, la zona posterior es lo más insulso del auto. Son todas líneas clásicas y filosas, desde el diseño de los paragolpes hasta el interior de los faros, los cuales tienen formas tridimensionales dentro y son halógenos. En la zona de la matrícula se puede observar una cámara de retroceso, la misma no se encuentra disponible en los que se comercializan. No hay novedades en términos de diseño en este sector, es un auténtico Volkswagen. El portón trasero tan solo se puede abrir desde la llave o el interior del vehículo, en Europa la apertura de realiza desde el logo en la tapa del mismo. 

Si pasamos al interior, vemos un ambiente ya conocido. En líneas generales la calidad está aceptable. Las teclas que uno va a tocar constantemente son de buen tacto, al igual que los plásticos superiores. Los plásticos inferiores podrían ser de una mejor calidad tanto de los mismos como de su ensamble y terminaciones, ya que se encuentran bordes filosos. 

El volante de base plana forrado en cuero que ya conocemos de otros productos Volkswagen, con controles para la velocidad crucero, el teléfono, la radio y la computadora de a bordo. El tablero que nos llega a nosotros está compuesto de cuatro instrumentos análogos iluminado en blanco y una pantalla monocromática donde podremos consultar todos los datos de la computadora de a bordo referidos a velocidad, consumo de combustible y alertas de fallas. En otros países ofrece un tablero completamente digital. 
El tapizado en la versión Highline es de tela con triángulos de una especie de goma. La posición de manejo es excelente, quienes quieran ir bajos o altos van a poder gracias a las múltiples regulaciones del volante y el asiento. Los asientos son cómodos pero algo cortos en la zona de los muslos. El del acompañante se ubica en una posición baja y no cuenta con regulación de altura. 

Al centro de la consola de encuentra la radio de 6,5" con el sistema Composition Touch de Volkswagen y encima de ella el Dockstation. Cuenta con radio AM, FM, USB y tarjetas SD. Es una de las mejores pantallas del segmento por la velocidad, facilidad de uso y opciones de conectividad. Cuenta con Apple CarPlay, Android Auto y Mirror Link y para conectar el teléfono para utilizar las mismas no podemos tener el celular en el USB del Dockstation, sino que debemos tenerlo en el USB de la pantalla. 
Debajo de la pantalla se encuentra el climatizador automático "Climatronic" de una zona con salidas a las plazas traseras y a la guantera. Tiene un correcto funcionamiento, calienta rápidamente y de manera callada. En la zona de la transmisión encontramos toda una sección de botones anulados con tan solo tres funcionales: el de encendido, apertura del baúl y la activación de los sensores de estacionamiento. 

La zona trasera se diferencia de la delantera en detalles. Adelante los ocupantes cuentan con un revestimiento en tela en la puerta para apoyar el brazo, atrás esa tela desaparece, es tan solo plástico duro y algo incómodo. Para compensar la ausencia de este apoyabrazos, están las salidas de aire mencionadas anteriormente y el espacio para las piernas es justo. A nivel de seguridad, todas las plazas cuentan con cinturones inerciales de tres puntas y apoyacabezas. Para los más chicos cuenta con anclajes ISOFIX y TopTheter.


Todas las ventanas se suben y bajan eléctricamente con un solo toque. Finalmente, el baúl, cuenta con 300 litros de capacidad. Podemos contar con un doble fondo y debajo del mismo se encuentra la rueda de auxilio temporal GoodYear con llanta de acero estampado de 14" y una medida de 175/70 R14.
El único impulsor del Volkswagen Polo en Uruguay es el 1.6 litros MSI de cuatro cilindros en línea y 16 válvulas que puede entregar 110 Cv de fuerza a las 5.750 rpm y un torque de 155 Nm a las 4.000 vueltas denominado "EA 211". La versión probada se acopla a una transmisión manual de cinco marchas denominada "MQ 200" y que ya utilizan otros modelos de la firma como el Up! y Gol. La tracción es delantera. Según fábrica, acelera de 0-100 km/h en 10 segundos y alcanza 187 km/h de velocidad máxima. No se declaran consumos y la capacidad máxima del tanque de combustible es de 50 litros.

En Brasil ofrece un motor mucho más moderno y globalizado, el tricilíndrico de 1.0 litros TSI (turbo e intercooler) con 128 Cv de fuerza y 200 Nm de torque. No llega a nuestro país por problemas de homologación, esperamos que se solucionen para lo que queda de este año y recibir un Polo MY2019 con motor turbo. 
Es un impulsor suave y lineal. En ciudad es más que suficiente para el uso diario gracias a su buena respuesta en baja y al escalonamiento corto de la transmisión. Ya que hablamos de la misma, cuenta con tacto y recorrido envidiable, como es costumbre en Volkswagen. Todas las marchas entran sin dificultad ni juego. 

En ruta se desempeña bien, tanto mecánica y dinámicamente. Acelera de 0-100 km/h en 11,02 segundos y un usual adelantamiento de un camión en ruta (80-110 km/h) lo logra en 5 segundos en tercera marcha, en cuarta marcha en 7,9 segundos y en quinta el tiempo sube hasta los 9,59 segundos. A 110 km/h el impulsor va en quinta marcha a 3.000 vueltas y a 80 km/h, el régimen es de 2.200 vueltas. 
El mejor consumo obtenido en ciudad fue de 8,4 l/100 km (11,9 km/l), en ruta de 6,2 l/100 km (16,1 km/l) y en ciclo mixto 7,6 l/100 km (13,1 km/l). La insonorización del habitáculo es muy buena en todos los sentidos. El motor recién se percibe molesto a partir de las 4.500 vueltas y los neumáticos después de los 150 km/h, al igual que los ruidos eólicos. 

La dirección asistida eléctricamente es ideal para ciudad gracias al ángulo de giro reducido y su rapidez a los movimientos del conductor. La rigidez del chasis MQB-A0 en conjunto con el esquema de suspensiones de tipo McPherson independiente adelante y el eje de torsión trasero hacen que este Volkswagen tenga un comportamiento dinámico destacable para el segmento. El confort de marcha en ciudad, en tanto, es muy bueno también.

Por una parte gracias a los neumáticos de perfil alto y por otro a las suspensiones blandas.  Los frenos, en tanto, son de discos ventilados en el eje delantero y de tambores en el trasero. Su funcionamiento es más que suficiente, detienen al Polo en distancias cortas y su fatigamiento no es tan veloz.
El equipamiento de seguridad del Volkswagen Polo Highline se compone de:
  • 4 Airbags (frontales y laterales)
  • Frenos ABS+EBD 
  • Control de tracción (ASR)
  • Control de estabilidad (ESC)
  • Asistente de arranque en pendientes (HAC)
  • Anclajes ISOFIX y TopTheter para sillas infantiles
  • Cinco cinturones inerciales de tres puntas + cinco apoyacabezas
  • Alarma con bloqueo
  • Inmovilizador
  • Espejo retrovisor con ajuste automático anti-deslumbrante
  • Sensor de luz y lluvia
  • Sensores de estacionamiento delanteros y traseros
  • Luces LED diurnas con función "Coming Home"
  • Faros camineros delanteros con función de giro
Latin NCAP ya evaluó al Polo. El resultado es de cinco entrellas para ocupante adulto y cinco estrellas para pasajero infantil, recibiendo el premio "Advanced Award". La estructura del auto fue considerada como estable tanto en las pruebas de choque frontal, lateral y de poste. 
El equipamiento de confort, en tanto, se compone de: 
  • Radio "Composition Touch" de 6.5" con Apple CarPlay y Android Auto
  • Climatizador automático de una zona
  • Acceso sin llave y encendido por botón (Keyless)
  • Computadora de a bordo I-System
  • Porta celulares con puerto de carga "Dockstation"
  • Cuatro levantavidrios eléctricos
  • Volante multifunción forrado en cuero regulable en altura y profundidad
  • Asiento del conductor con ajuste en altura
  • Apoyabrazos central delantero
  • Difusor trasero de aire
  • Iluminación interior confort
  • Espejos exteriores eléctricos con función Tilt Down y señaleros integrados
  • Respaldo trasero abatible 60/40
  • Guantera refrigerada
  • Red de baúl
  • Pomo y empuñadura de palanca de cambios en cuero
  • Empuñadura de freno de mano en cuero
  • Desbloqueo del respaldo para el asiento delantero derecho
El Volkswagen Polo no es un Gol. Y tampoco un Golf. Es el camino medio entre ambos, aunque está más cerca del primero por la calidad de los plásticos, pero más cerca del segundo por el manejo y seguridad. En otros países, este Volkswagen Polo tiene argumentos definidos para optar por él. Sin ir mas lejos, en Argentina se ofrece con un tablero digital y para más de uno eso es un distintivo para comprarlo. En Uruguay no cuenta con este tablero digital, por lo tanto uno de los argumentos de ventas del auto a nivel regional ya no lo podemos incluir nosotros.

El motor turbo que se ofrece en Brasil tampoco lo tenemos disponible, pero hay que considerar una realidad, en Uruguay las grandes masas de gente que quieren comprar un auto siguen relacionando cilindrada a potencia, entonces, ¿tendría el mismo resultado de ventas? probablemente no. 

Dos de los tres argumentos de venta del Polo al menos en Brasil no pueden ser utilizados en Uruguay, tan solo queda uno, el de la seguridad. Y este si es aplicable a nuestro país. Tiene cinco estrellas Latin NCAP desde US$ 19.990 que vale la versión menos equipada. Por lo tanto, el Volkswagen Polo es ese auto que tiene la intención de desestabilizar el segmento B de hatchbacks y convertirse en lider, así como lo hizo Tiguan con el segmento D de las SUV, solo que en esta "pelea" tiene solo un rival: el Kia Rio (ver prueba).
Lo bueno:
  • Diseño exterior e interior
  • Equipamiento de seguridad y confort
  • Insonorización del habitáculo
  • Conjunto mecánico
  • Confort de marcha en ciudad
  • Comportamiento en ruta
Lo malo:
  • Calidad de algunos plásticos
  • Rueda de auxilio temporal
Precio y garantía:

0 Comentarios:

Publicar un comentario