Tres años después: así es oficialmente el Rolls-Royce Cullinan

Rolls-Royce volvió realidad aquello que hace tan solo unos años pensábamos que no pasaría nunca: hizo un SUV. Y no es cualquier SUV, es el más lujoso del planeta. Comparte plataforma y motorizaciones con lo que será el BMW X7. Todos los detalles sobre este nuevo vehículo que se suma a la moda de SUV´s, a continuación.
Exteriormente es idéntico al Phantom (sedán), solo que en envase agrandado y sin el tercer volumen. Esta es la primera SUV de la firma de lujo. Como ya viene sucediendo en los últimos Rolls-Royce, el diseño si bien son todas formas cuadradas luce moderno. Las puertas, como es un clásico de la firma, se abren opuestamente. Cuenta con ópticas Full-LED y la parrilla es en acero inoxidable pulida a mano junto al "Espíritu del éxtasis", en otras palabras, la estatuilla que al encender el auto sale a la superficie. La plataforma donde se monta esta nueva Cullinan es creada completamente de cero, y será la que utilizará la futura BMW X7.

La suspensión con la que se equipa de serie este Cullinan es neumática con ajuste de altura automático. Mediante una cámara ubicada en la parte frontal, va anticipando las condiciones de la ruta y gracias a esto, ajusta la dureza y nivel de confort del mismo. El motor, cambia rotundamente con el de la generación anterior. Abandona la denominación "aspirado" para pasar a ser un bi-turbo. Este V12 de 6.75 litros de cilindrada puede entregar una potencia de 560 Cv de fuerza y 850 Nm de torque a tan solo 1.700 Rpm.
En el interior se encuentra un ambiente ya conocido. El mítico instrumental con cuatro instrumentos análogos es sustituido por un tablero digital con retroiluminación LED y alta definición de 12,3 pulgadas. Como ya se sabe, cada Rolls-Royce que salga de su fábrica en el Reino Unido será diferente por dentro. Por ejemplo, en los asientos traseros se podrá optar por una mini heladera con dos copas, o un simple apoyabrazos. Es un auto en el que se podrán ver las estrellas, literal. El techo, podrá contar con una proyección hecha por LEDs de un cielo nocturno estrellado que se hizo tan famoso en estas obras de arte.

En términos de practicidad, esta Cullinan puede convertir su parte trasera en un sitio para descansar, ya que abriendo el portón trasero en dos partes podrán desplegarse un par de sillas y una mesa. 

0 Comentarios:

Publicar un comentario