A partir de mayo, sacar la licencia de conducir será $ 6.000 más caro

Academias dicen que la exigencia de 25 clases para todos es "totalmente arbitraria"; planean recurrir la constitucionalidad del decreto.

La Asociación de Instructores y Propietarios de Escuelas de Conductores presentará un petitorio a la Intendencia de Montevideo (IMM) para retrasar la aplicación de la nueva reglamentación que exige, entre otras cosas, 25 clases de manejo mínimas, hasta que el proceso para obtener la licencia de conducir sea igual en todos los departamentos, algo que todavía está en proceso. Aunque rige la libreta única en los hechos cada intendencia aplica el examen práctico que quiere.

Según dijo a El Observador el presidente de la organización, Álvaro Beloqui. Si no obtienen respuestas presentarán un recurso de inconstitucionalidad. La principal objeción de la asociación es que la cantidad de clases no puede ser igual para todos los aspirantes y aseguran que el número 25 es "totalmente arbitrario". "Esto es un número que se le ocurrió a alguien atrás de un escritorio en la Unasev (Unidad Nacional de Seguridad Vial)", agregó Beloqui.

"No existe un estándar en los seres humanos donde sea visible y comprobado científicamente que la capacidad intelectual o de aprendizaje les es igual a todos", dice el borrador de petitorio al que accedió El Observador. Los instructores entienden que muchas personas ya vienen con conocimiento por lo que no son necesarias las 25 clases. "El instructor debe poder decidir en qué condiciones está el alumno", explicó. Desde la intendencia aseguran que esta nueva reglamentación apunta a controlar la calidad de las academias.
El aumento del costo de todo el proceso también preocupa a las academias. Las 25 clases ($14.375 aproximadamente), más el costo de la libreta ($1.333) y el examen médico ($1.000 en promedio) suman $16.000. El aumento de precio, según los instructores, llevará a disminuir su trabajo porque incentiva a realizar la prueba en otro departamento (sin tener que pasar por las clases) o a realizar las clases en un auto de un familiar y registrarlas ante la IMM.

Actualmente, con la exigencia de las 15 clases, el costo total de la libreta es de $ 10.723, con el examen médico (unos $ 400). Cada clase tiene un costo de unos $ 600 cada una.

Otro de los elementos que genera rechazo de la asociación es la prohibición de trabajar como instructor para aquellas personas que hayan cometido una infracción de tránsito. "No se ve por ninguna parte cuál puede ser el interés general en que podría fundarse el privar de por vida de una oportunidad laboral a quién posea infracciones de tránsito de antigua data", agrega el borrador de petitorio.