Prueba: Hyundai Creta Premium 1.6 A/T

Por más de 600 kilómetros, pudimos evaluar al último producto de Hyundai en Uruguay: la Creta proveniente de Brasil. Llega con el motor de 1.6 litros Gamma que equipa también el HB20 con transmisión automática o manual. (Ver galería de prueba completa)

Si bien hablar de Hyundai Creta en Uruguay no es nada nuevo, el origen de la que evaluamos si. Deja de venir de India para pasar a venir desde nuestro país hermano, Brasil. Hace tan solo dos semanas se lanzó en nuestro mercado (ver nota) en una sola versión de equipamiento configurada especialmente para Uruguay denominada Premium y en dos opciones de transmisión: manual y automática de seis marchas ambas, que es esta la que entró a nuestro garaje. 

Días después de haber leído el lanzamiento, pudiste leer la entrevista con Ignacio Inciarte sobre este modelo y las expectativas de venta del mismo (ver nota). Ya estuvo en nuestro garaje por cuatro días y 650 kilómetros. La prueba completa, comenzando con el exterior, a continuación. 
Creta es el SUV de entrada de gama de la firma coreana en nuestro país y se ubica por debajo de Tucson. Exteriormente probablemente aquellos que no tengan buen ojo y memoria no sepan diferenciar el cambio de origen, pero para los que prestamos atención a los detalles de diseño podremos observar que la brasileña tiene unas líneas más modernas, gracias a que el diseño está basado en la Fluidic Sculpture 2.0 de la firma, pero que aún siguen siendo algo conservadoras respecto a la competencia. Y esto lo podemos ver en la nueva parrilla hexagonal junto a los faros halógenos unidos por una "banda" cromada y por debajo, los antinieblas horizontales. 

Lateralmente presenta muy pocos cambios respecto a la de origen indio. Las barras longitudinales se integran bien con el diseño. La línea de cintura es ascendente y llega hasta los pilotos traseros. El pilar C en tanto, es algo generoso, complicando la visión 3/4. Si hablamos de visión: los espejos son de generosas dimensiones, cuentan con señaleros integrados y el punto ciego es casi nulo. 
Las llantas tal vez sean lo más vistoso del conjunto exterior, presentan un diseño de cinco radios dobles y son bi-color diamantadas.  Con 17", se montan a unos neumáticos 215/60 R17 de la firma GoodYear, más precisamente los EfficientGrip de asfalto. Mide 4.270 mm de largo, 1.780 mm de ancho, 1.635 mm de alto y su distancia entre ejes es de 2.590 mm, aunque a la vista es más grande que lo que declara.

Finalmente, el sector trasero continúa con las líneas conservadoras del frontal. Respecto a la proveniente de India, presenta unas molduras más modernas y mayor superficie en plástico negro. Los faros también fueron modificados interiormente, ahora lucen más atractivos, con una mejor distribución de las luces. El punto criticable del sector trasero es la visibilidad que ofrece gracias al pilar C, siendo este muy ancho y el vidrio del portón de un tamaño reducido. 


Pasando al interior podemos observar un planteo sencillo, con todos plásticos duros y opacos con pequeñas perforaciones en donde uno suele tocar más. Las terminaciones y el nivel de encastre están por encima de productos incluso más caros. El volante cuenta con un diseño muy agradable, y ya que hablamos del mismo, cuenta con mandos para la radio, el bluetooth, la computadora de a bordo y el control de velocidad crucero. Se puede regular en profundidad y altura.

El tablero es muy claro, cuenta con dos instrumentos analógicos retroiluminados en blanco y al centro se encuentra la computadora de a bordo monocromática con información de temperatura de agua, nivel de combustible, consumo instantáneo, autonomía, velocímetro, dos odómetros, marcha seleccionada, etc. En el centro de la consola encontramos la pantalla táctil de 7" con el sistema blueNav con cuatro parlantes y 2 tweeters, que por cierto, suenan muy bien. Es compatible con Apple CarPlay y Android Auto y su funcionamiento es muy sencillo tanto en las opciones del menú como en el apartado de configuración.

En todo el habitáculo en la noche se puede observar la iluminación en azul de los diversos botones, que por cierto, es muy atractiva. Los controles del aire acondicionado manual se encuentran debajo de la pantalla multimedia y enfría velozmente desde la primer velocidad. Los asientos delanteros cuentan con un diseño que sujeta bastante al cuerpo, en especial en las zonas dorsales. No por eso dejan de ser cómodos. La butaca del conductor se puede regular en altura pero aún así en la posición más baja continúa siendo algo alta, como ya es costumbre en los autos provenientes de Brasil. 

En las plazas traseras ocurre algo muy particular para este segmento, y es que el pasajero viaja más cómodo aún. Los asientos cuentan con un respaldo que está más inclinado que lo "normal", y por si se quejan del calor de estos días, también hay salida de aire acondicionado para los que viajen en ellas. Las puertas en tanto, cuentan con cierta rebeldía al no querer cerrarse, teniendo que aplicar más fuerza de la deseada para que cierre correctamente. Esto se debe gracias al triple burlete instalado en ellas, y si queres saber que tal es la aislación, seguí leyendo hasta el apartado dinámico. 
El punto más fuerte del interior de la Hyundai Creta es la seguridad para todos los ocupantes, desde los más grandes con los cinco cinturones inerciales de tres puntas, hasta los más pequeños de la familia, ya que es un producto netamente familiar, con los anclajes para sillas infantiles ISOFIX y Top Theter. 

El baúl cuenta con 432 litros de capacidad. Es enorme. La Hyundai Creta cayó con una especie de mudanza de las oficinas de Motorblog, así que directamente pasa a ser un punto a favor la capacidad de la misma, no por solo trasladar a la oficina de Motorblog, sino por hacerlo en tan solo un viaje. Lo que nosotros llamamos "ruedín" o "galleta" en la mayoría de los autos, en este auto no existe, en contrapartida y gracias a Hyundai por hacerlo, contamos con una rueda de la misma medida que el resto y con la misma llanta de aleación. 
El motor de la Hyundai Creta es el 1.6 litros Gamma de cuatro cilindros en línea, 16 válvulas e inyección multipunto que puede entregar 123 Cv de fuerza a las 6.000 rpm y un torque de 156 Nm a las 4.500 rpm. 

Se acopla a una transmisión manual de seis marchas o a una automática/secuencial con la misma cantidad de marchas. Hyundai declara una aceleración de 0-100 km/h en 12 segundos y una velocidad máxima de 172 km/h. Los consumos declarados en tanto, son de 10,1 km/l en ciudad y de 11,3 km/l en ruta. El tanque de combustible puede alojar 55 litros. 
El motor se comporta como lo que es, un 1.6 de 120 Cv. En ciudad, en conjunto con la transmisión automática de seis marchas se siente ágil sin abandonar la suavidad de funcionamiento que se espera de un producto como estos. Las primeras cuatro marchas se pasan velozmente, casi imperceptibles entre cambio y cambio, mientras que la quinta y la sexta quedan reservadas para descansar al motor a altas velocidades. 

Al momento de ingresar en una avenida, podremos hacerlo siempre y cuándo estemos muy confiados de la caja. A lo que me refiero: la transmisión es indecisa a la hora de realizar rebajes y pases de marcha, pero una vez engranada sale como una bala, y más en tercera marcha, que es cuando "empuja" con más contundencia. Para hablar de una caja con convertidor de par, la velocidad entre cambio y cambio es mínima. En baja conserva la suavidad que comenté recién, pero en altas revoluciones suele hacer "tirones" del pase de tercera a cuarta marcha, mínimos, pero los hace. 
En ruta sorprende, para bien. Las recuperaciones son lógicas para la potencia, y las prestaciones lo mismo. El mejor tiempo de aceleración fue de 10.9 segundos de 0-100 km/h, lo cual es más que bueno sabiendo que fábrica declara 12 segundos.

En una usual recuperación de 80 a 120 km/h (repaso a un camión, por ejemplo), la Creta precisó casi diez segundos para completarla (9.6 exactos). Si decidimos realizar un viaje tranquilo, a 80 km/h el motor va girando en sexta marcha a tan solo 1.995 vueltas, mientras que si elevamos la velocidad hasta los 100 km/h, el tacómetro marcará 2.450 vueltas, por último, a 120 km/h el régimen del motor será de 2.950 vueltas. 
Si pisamos a fondo el pedal del acelerador, los cambios de marcha se harán a las 6.500 vueltas, que es donde comienza la zona roja del tacómetro. El modo manual de la caja es igual al que uno se puede encontrar en algunos semáforos para acelerar el cambio de luces. Uno mueve la palanca, si, pero la caja va a hacer lo que le parezca conveniente, así que mi consejo es llevarla siempre en la posición "D".

Los consumos, en tanto, fueron mejores a los que declara fábrica en el ámbito extra-urbano. En ciudad fábrica declara un consumo de 9,9 l/100 km (10,1 km/l), sin embargo nuestras mejores mediciones fueron de 10,3 l/100 km (9,7 km/l). Para ruta en cambio, fábrica declaraba un consumo de 8,8 l/100 km (11,3 km/l) y nosotros pudimos bajar esa cifra hasta los 6,1 l/100 km (16,4 km/l). Todos muy buenos. 
La mecánica aspirada se encuentra muy bien aislada, como todo el resto del interior. Como nombré en el apartado del interior, cuenta con tres burletes en cada puerta. El nivel de aislación que tiene es muy bueno. El motor recién se deja sentir en el habitáculo pasando las 5.000 vueltas. Si de ruidos aerodinámicos se trata, únicamente sentiremos apenas el viento que pasa por los espejos, esto se debe a las dimensiones de los mismos. Finalmente los neumáticos también están bien aislados, pero con las condiciones del pavimento de algunas de nuestras rutas generan bastante ruido. En los tramos donde el mismo está en buenas condiciones los neumáticos no se hacen sentir. 

Los frenos en todas las pruebas hechas, demostraron lograr frenar siempre el linea recta y en distancias cortas, con una fatigación de los mismos que no es tanta, recién comienza a notarse luego de tres frenadas a cero. El ESP tiene una respuesta brusca en las condiciones de emergencia, pero siempre demostró funcionar con eficacia. 
La dirección se percibe suave en ciudad, y en ruta transmite muy bien lo que pasa en las ruedas. La suspensión tiende a ser firme, pero no deja de ser confortable en caminos empedrados o en de mal estado. Adelante cuenta con un esquema de tipo McPherson con ruedas independientes y barra estabilizadora, mientras que en el eje trasero es un eje de torsión con ruedas semi-independientes y resortes helicoidales.

El comportamiento de la misma en ruta es bueno, transmite solidez y seguridad al conductor en todo momento. Una clave para que esto suceda es el poco rolido que tiene para ser una SUV a altas velocidades. En caminos de tierra se comporta correctamente siempre y cuando no sea el barro el final de la travesía. Los neumáticos son de calle y se empastan enseguida. 
En el apartado de seguridad, la Hyundai Creta Premium equipa lo siguiente: 
  • 6 Airbags (frontales, laterales y de cortina)
  • Frenos ABS
  • Control electrónico de Estabilidad (VSM)
  • Control electrónico de Tracción
  • Anclajes ISOFIX para sillas infantiles
  • Cinco cinturones inerciales de tres puntas
  • Cinco apoyacabezas
  • Inmovilizador
  • Desbloqueo automático tras colisión
  • Alarma y bloqueo
  • Bloqueo en marcha (20 km/h)
  • Asistente de arranque en pendientes
  • Faros antinieblas delanteros
  • Luces halógenas
  • Sensor de luz
  • Señaleros en espejos laterales
  • Monitoreo de presión de neumáticos
  • Cámara de retroceso
  • Desempañador de luneta trasera
  • Limpia luneta trasero
  • Rueda de auxilio del mismo tamaño
  • Tercera luz de freno
  • TPMS (Control de presión de neumáticos)
Si bien Latin NCAP ya hizo el test de choque de una Creta y el resultado fue de cuatro estrellas, no es precisamente la brasileña. Por ende, la calificación no es válida. 
En el apartado de confort tiene algunos debes, pero por lo que voy a explicar a continuación no va a ser una crítica. El equipamiento de confort se compone de:
  • Aire acondicionado manual con salidas en las plazas traseras
  • Pantalla multimedia blueNav de 7" con Apple CarPlay, Android Auto y Bluetooth
  • Seis parlantes (2 tweeters)
  • Cuatro levantavidrios eléctricos con función one touch para el conductor
  • Espejos eléctricos
  • Computadora a bordo con pantalla LCD
  • 2 tomacorrientes
  • Volante multifunción con regulación en altura y profundidad 
  • Asiento del conductor con regulación en altura 
  • Apoyabrazos delantero central
  • Tapizados en tela
Luego de ser por cuatro días el foco de atención de las calles por el ploteado, y que cuando la gente se acercara a preguntar "¿es la brasileña?" me hizo dar cuenta de una cosa: la gente ya conocía a la Hyundai Creta de hace más tiempo, desde antes que llegara la brasileña al mercado, y muy bien. Si bien la india tuvo sus clientes, con esta proveniente de Brasil hicieron un cambio de estrategia muy acertada. 

En una jugada donde había que optar por seguridad o confort, Hyundai Uruguay decidió las dos. Si bien no tiene un climatizador automático o un botón de encendido, ofrece toda la seguridad disponible en el país de origen, y eso el público uruguayo lo agradece. 

Realizar la prueba de esta Hyundai Creta me sirvió para darme cuenta que es el mejor producto que traje hasta ahora al sitio, pero aténganse a comentar aún. Si bien traje autos más caros, fueron desproporcionados. A lo que me refiero: esta SUV logra un balance de calidad interior, motor, andar y demás cosas que los otros no pudieron hacer. 
Lo bueno: 
  • Diseño exterior e interior
  • Calidad de materiales y fabricación
  • Agilidad en ciudad
  • Respuesta del motor en baja
  • Comportamiento a alta velocidad
  • Insonorización
  • Consumos 
  • Equipamiento de confort
  • Equipamiento de seguridad
  • Garantía de 5 años sin límite de kilometraje
Lo malo:
  • Luces bajas
  • Visibilidad 3/4 trasera
Precios y garantía:
  • Hyundai Creta Premium 1.6 M/T: US$ 31.990
  • Hyundai Creta Premium 1.6 A/T: US$ 33.990 (la evaluada)
  • Garantía de 5 años sin límite de kilometraje
  • Ver galería completa acá

0 Comentarios:

Publicar un comentario