La historia continúa: así es la tercera generación del Mercedes-Benz CLS

Mercedes-Benz presentó ayer a la nueva generación del CLS, el auto coupé de cuatro puertas estrella (y no por el logo) de la firma alemana. Este auto logró en tan solo un día, que miles de medios se sorprendieran al conocer su nuevo diseño. Todos los detalles, a continuación.
Mercedes-Benz presentó ayer a la tercera generación del CLS. Junto a él, estrena el nuevo lenguaje de diseño que ya pronto veremos en el Clase A. Si bien a algunos les puede parecer atractivo, a otros les puede parecer un diseño muy neutro e impersonal, al cual tendremos que adaptarnos para la nueva generación de sus vehículos. 

En este CLS en particular, el diseño está bien logrado en el frontal y lateral. La línea del techo hace que sea el más aerodinámico del segmento, con un coeficiente de tan sólo Cx 0.26. La zona posterior es la que más controversias generó. Y si, hablando siempre desde lo personal. Con la necesidad de hacer el más aerodinámico del segmento, sacrificaron estética. Y lo consiguieron. Aquel encanto que lo caracterizaba ya no se encuentra. 
El interior es muy atractivo, y a diferencia del exterior, es muy personal de la firma alemana. Cuenta con la doble pantalla ya vista en el Clase E, donde en una de ellas podremos ver el tablero digital de 12,3", junto a las opciones de la computadora de a bordo y en la que le sigue, todos los ajustes del auto e infoentretenimiento del mismo tamaño. 

La calidad de materiales se puede observar a través de una foto. El volante multifunción es similar al del Clase S presentado meses atrás. Entre los paquetes opcionales que ofrece este CLS, uno de los destacados es el Energizing Comfort Control. Este lo que suma al equipo de serie es asientos con masajes, calefacción y ventilación de asientos, ambiente aromatizado, volante calefaccionado y demás con el fin de que el conductor pueda crear hasta seis tipos de atmósferas diferentes dentro de su auto, a su gusto. 
La tercera generación del CLS se presentó en una primera instancia con tres motores, todos de ellos de seis cilindros en línea. Dos turbodiesel y uno solo naftero. Las versiones se denominan de esta forma: CLS 350 d 4MATIC, CLS 400 d 4MATIC y por último CLS 450 4MATIC. 

El primero puede entregar 286 Cv de fuerza y 600 Nm de torque, con un consumo mixto de tan solo 5,6 l/100 km. El segundo, aumenta hasta los 346 Cv de fuerza y los 700 Nm de torque, pero el consumo se mantiene en los 5,6 l/100 km. Por último, el único motor a nafta (por ahora) puede entregar 367 Cv de fuerza sumando la "ayuda" de un sistema eléctrico de 48 volts denominado EQ Boost. La suma de los dos motores lo hacen entregar 500 Nm de torque y un consumo de 7,5 l/100 km. 

Este sistema eléctrico, consigue su energía gracias al sistema regenerativo de frenada, y solo de él, se puede obtener 22 Cv junto a 250 Nm de torque desde el vamos. Por último, la seguridad de este Mercedes-Benz CLS es la máxima posible. Cuenta con varios sistemas de semi conducción autónoma como el control de velocidad crucero adaptativo, sistema de mantenimiento de carril y entre otros. 

0 Comentarios:

Publicar un comentario