Honda actualizó al Fit en Brasil, y ahora con ESP de serie

El Honda Fit recibió en Brasil una actualización a nivel estético y a nivel de equipamiento de seguridad. Ahora, el Control Electrónico de Estabilidad es de serie. 
El monovolumen de Honda fabricado en Brasil recibe (¡al fin!) una actualización estética luego de que esto sucediera en todos los otros lugares donde se fabrica. Abarca los equipamientos de confort y seguridad especialmente ya que ahora todas las versiones reciben el Control Electrónico de Estabilidad y tracción de serie, acompañado de el sistema de arranque en pendientes. 

Quizás la actualización exterior es lo que menos se identifique, pero está. Ahora luce realmente más atractivo y la versión EX-L (tope de gama) adopta unos faros Full-LED, como su hermano mayor, el Civic. El paragolpes ahora cuenta con mayores dimensiones y la parrilla estrena un nuevo diseño, poniéndose al día con el resto de productos Honda en la incorporación de la gran banda cromada. 

Las versiones más equipadas cuentan con un climatizador digital de una zona como ya lo incluía el proveniente de México y el mayor cambio en el interior es la incorporación de una nueva pantalla multimedia táctil de 7" sustituyendo a la antigua pantalla de 5". La motorización se mantiene sin ningún cambio, es decir que sigue con el impulsor de 1.5 litros i-VTEC Flex de 116 Cv que se acopla tanto a una transmisión automática CVT o manual de quinta.