Brasil se afianza como principal proveedor de autos y China cae

En los últimos años se produjo una fuerte caída en la importación de vehículos chinos mientras que se incrementó en sentido opuesto la compra de automóviles 0 km a Brasil, que hoy es por lejos el principal abastecedor. Uno de los factores que explican el aumento de las importaciones brasileñas fue el acuerdo de comercio automotor que permitió el ingreso de vehículos sin pagar aranceles, que dejó atrás el régimen de cupos.
Sin embargo, algunos sectores como el autopartista señalan que ese acuerdo únicamente fue beneficioso para los exportadores brasileños, ya que las autoridades norteñas siguen cobrando un arancel que debería desaparecer, según denunciaron.
Un informe elaborado por la consultora PwC señaló que durante el período comprendido entre 2012 y los primeros nueve meses de 2017 se registró un descenso en las cantidades de vehículos importados.

El pico se había verificado en 2013, cuando las unidades adquiridas en el exterior fueron 43.904. El estudio indicó que el total de las importaciones del año pasado representó 23% menos que en 2013. La consultora añadió que en los primeros nueve meses de 2017 se muestra una tendencia similar a la de 2016.
El informe analizó además el comportamiento de las importaciones de vehículos chinos entre 2012 y 2016. Allí, expresó que al cierre del año pasado las cantidades adquiridas en China disminuyeron más de 60% entre esos años.

En efecto, en 2012 se habían importado 10.116 unidades por US$ 43,5 millones, mientras que en 2016 fueron 3.791 por US$ 21,6 millones. Sin embargo, el precio CIF (puesto en Montevideo) de los automóviles chinos se incrementó, al pasar de US$ 4.298 a US$ 5.636 en promedio. A su vez, en los tres últimos años el informe destacó la participación de Brasil en las cantidades importadas y en el valor CIF.
La consultora informó que durante 2016 el total de importaciones de vehículos originarios de Brasil superó los US$ 130 millones, mientras que al cierre del tercer trimestre de este año ese monto ya fue sobrepasado al acumular más de US$ 144 millones.

Las razones

El gerente de la Asociación del Comercio Automotor del Uruguay (ACAU), Ignacio Paz,dijo a El Observador que uno de los factores que explica el incremento de las importaciones desde Brasil es que en ese mercado comenzaron a ofrecerse una variedad de vehículos con precios competitivos.

Otro de los aspectos fue la firma del acuerdo comercial para el sector automotor actualmente vigente.
"Antes estaba el sistema de cupos que se renovaba año a año; al establecerse el acuerdo se genera un clima de estabilidad y certeza que ayuda a profundizar cualquier relación comercial", explicó Paz.
El directivo de ACAU recordó que el crecimiento exponencial en la importación de vehículos chinos se produjo a partir de 2008.
"Después se llegó a una meseta y ahora se nota la caída. En contrapartida, en Brasil aparecieron nuevos productos, sobre todo en los modelos compactos o de menor cilindrada para competir con los asiáticos", expresó.

Queja uruguaya

Sin embargo no todos están de acuerdo con el funcionamiento del tratado automotor con Brasil. Ese convenio permite que los automóviles fabricados en ese destino ingresen a Uruguay sin pagar aranceles.

El gobierno uruguayo accedió a otorgar ese beneficio con la contrapartida de que las autopartes locales fueran tratadas como piezas brasileñas y dejaran de pagar 30% de arancel. Sin embargo la industria autopartista sostiene que esta parte del acuerdo no se está cumpliendo.

"Desde el principio estuvimos en contra de que se firmara el acuerdo, porque no estaba claramente explicitado. Ya van dos años y (las autopartes) no han sido tenidas en cuenta como productos brasileños", dijo días atrás a El Observador el presidente de la Cámara de Autopartes del Uruguay, Marcelo Graniero.
Fuente | El Observador

0 Comentarios:

Publicar un comentario