Volkswagen Golf R Performance, todavía más deportivo

Volkswagen sumó otro nivel a la versión más extrema y deportiva del Golf, con mejoras en materia de escape y frenos apuntando a un uso de circuito.
El ya bastante radical Golf R ahora tiene un paquete opcional, denominado Performance, el cual busca maximizar el rendimiento del hot hatchback, agregando un escape de titanio de la firma Akrapovič, ya conocida por haber formado parte de algunos modelos de BMW. En comparación con el sistema de escape convencional de los otros Golf, el de la firma eslovenia reduce en unos 7 kilos el peso del mismo, y dependiendo del modo de manejo, darle más sonido y carácter.

Los frenos también fueron mejorados, reduciendo 2 kilos el peso, pero mejorando su rendimiento, con un funcionamiento especial, el cual permite que el disco de freno se expanda radialmente cuando es usado intensivamente, los "calipers" o pinzas están tratadas para soportar mejor las altas temperaturas, y son diferenciables de las del Golf R estándar por la "R" plateada que llevan las mismas.

La mecánica se mantiene, lo cual sorprende un poco ya que al contar con un escape nuevo se esperaban algunos caballos más, pero igual, el motor es el 4 cilindros, 2.0 litros turbo, con unos números para nada malos, 310 CV, conectado al sistema de tracción integral 4Motion, para lograr un 0 a 100 km/h en 4,6 segundos, y ahora sin limitador de velocidad, llegar a los 267 km/h de velocidad punta.