Más lujo y deportividad: Mercedes-Benz actualiza al Clase S

El buque insignia de Mercedes-Benz se actualizó para el Salón de Shangai. Cuenta con una gama totalmente nueva de motores e Intelligent Drive, un paso más para la conducción autónoma.
Exteriormente, este nuevo Clase S se puede identificar fácilmente por la nueva forma de su paragolpes, con tomas de aire más grandes y por sus faros , ahora, cuentan con un diseño un tanto más atrevido y deportivo que el anterior. Lo mismo sucede con la calandria del radiador, cada versión contará con una diferente. Las versiones V6 y V8 se diferencian por tres líneas dobles horizontales cromadas y un color negro brillante, mientras que la versión V12, cuenta con barras cromadas verticales. Todo esto, tomado de diseños Mercedes-Maybach.

Estos nuevos faros, pueden equipar opcionalmente el sistema Multibeam LED, que cuentan con tres "antorchas" luminosas (así lo denomina Mercedes-Benz). En la parte trasera, las luces también fueron actualizadas. La luz de posición ubicada en el centro, crea un efecto cristal tanto de día como de noche. También cuentan con conductores de fibra óptica horizontales, creando un efecto único para los señaleros. Los caños de escape cuentan con nuevos embellecedores, y en total, el nuevo Clase S ofrece un total de siete llantas entre 17 y 20 pulgadas.
Las motorizaciones, fueron todas renovadas. La gama arranca con el S350 d 4MATIC, como indica la d, es un motor gasolero de seis cilindros en línea capaz de entregar 286 Cv y 600 Nm, con un consumo medio de 5,5 litros cada 100 kilómetros. Seguido, le continúa el S400 d 4MATIC, con la misma motorización pero con potencias diferentes. Este puede entregar 340 Cv y 700 Nm, mientras que su consumo medio se ubica en 5,6 l/100 km.

Las motorizaciones nafta, son dos V8 y un V12. El primer V8 lo equipa el S560 4MATIC y es un 4.0 litros capaz de entregar 469 Cv y 700 Nm. El consumo promedio de este V8 es de 8,5 l/100 km. El segundo V8, es el encargado de mover a la versión AMG S63 4MATIC+ y tiene una potencia de 612 Cv y un torque de 900 Nm. El consumo medio, en tanto, es de 8,9 l/100 km. La versión más bestial que recibe este nuevo Clase S, es la AMG S65, que cuenta con un V12 de 6.0 litros con 630 Cv y 1.000 Nm de torque. El consumo de este V12 es de 11,9 l/100 km.
Las prestaciones de los AMG, como es de imaginarse, son impresionantes. El S63 4MATIC+ es capaz de acelerar de 0-100 km/h en tan solo 3,5 segundos. Este se acopla a una caja automática deportiva SPEEDSHIFT MCT AMG de nueve marchas, y la velocidad máxima está limitada electrónicamente en 250 km/h. El S65 AMG en tanto, puede acelerar de 0-100 km/h en 4,3 segundos y está acoplado a una caja automática 7G-TRONIC SPEEDSHIFT PLUS AMG de siete marchas. Al igual que el S63 4MATIC+, la velocidad máxima es de 250 km/h limitada electrónicamente.

Ambos cuentan con desconexión activa de cilindros para mejorar la eficiencia y disminuir el consumo de combustible. Esta desconexión de cilindros, está disponible entre 1.000 y 3.250 vueltas en el modo de conducción "Confort". El S63 AMG, cuenta de serie con un sistema de escape AMG con mariposa variable, que modifica el sonido del escape dependiendo del modo de conducción seleccionado. 
En el interior, el ambiente cambia muy poco. Al igual que el anterior, dos pantallas de 12,3 pulgadas son las protagonistas. La que está situada donde iría el tablero, muestra los instrumentos digitales de estética variable. Si el modo de conducción elegido es el "Confort", el tablero transmitirá tranquilidad, si se quiere. En cambio, si seleccionamos el modo Sport, se modificará. El volante, presenta nuevo diseño con el sistema "Touch Control". Estos son paneles táctiles que nos hacen interactuar con el auto como si estuviéramos manejando un smartphone.

Al centro de la consola central, se encuentra el controlador táctil de la pantalla de infoentretenimiento. La iluminación en el interior es de LED y está disponible en 64 colores, con ajustes independiente de zona.

0 Comentarios:

Publicar un comentario