Salón de Detroit: Toyota presentó el Camry 2018

La nueva generación del sedán de Toyota viene para mostrar un lado más deportivo y enérgico.

Estando montado en la plataforma global TNGA de Toyota prometiendo mantener todo el confort, seguridad y calidad del auto pero a su vez poder darle un manejo más entretenido. En el diseño no hay mucho que comentar, encontramos la línea de Toyota sólo que apuntando de manera más agresiva, que le queda muy bien, es muy atractivo y no sólo estético, con los cambios que le hicieron lograron tener un centro de gravedad más bajo, lo que le da mayor estabilidad.

En motores tenemos 3 opciones, el primero un 2.5 litros de 4 cilindros VVT-iE, variación de tiempo de valvulas, que va con una caja automática de 8 marchas con convertidor de par, se le estiman 180 CV. La otra opción es un 3.5 litros V6 inyección directa D-4S que también lleva la caja de 8 marchas, con una potencia de aproximadamente 280 CV. La tercera es un híbrido, el 2.5 litros en conjunto con un motor eléctrico, este va acoplado a una CVT con modo sport de 6 marchas simuladas.
La carga tecnológica de seguridad incluye variadas cosas como por ejemplo el Sistema de Precolisión con detección de peatones, control de crucero dinámico, alerta de salida de carril con asistencia a la dirección, vista de puntos ciegos y una vista especial llamada Bird´s Eye entre otros.

0 Comentarios:

Publicar un comentario