Mercedes presenta las nuevas AMG E 63 4MATIC+ Estate

La firma alemana renueva a la versión Estate del Clase E con una mecánica más que interesante.


Vamos a empezar por el exterior de la ''rural'' como algunos le llaman, si lo comparamos con la Estate normal, esta AMG tiene varios cambios en toda su estética, algunos retoques aerodinámicos, otros retoques en la parrilla frontal, las cuatro salidas de escape y las llantas es lo primero que van a ver a primera vista, más allá de ser una versión AMG, en el exterior no grita a 4 vientos deportividad, sino que sigue una línea más conservadora y que le calza perfecto.

Vamos al interior, que tiene cierta disonancia con el exterior, mientras en este último es más clásica, adentro despedite de eso, fibra de carbono en abundancia, algunos inyectados en cuero, volante forrado con alcántara y cuero, la única aguja analógica es un reloj bastante chico, la información del vehículo depende de dos pantallas.
Ahora, lo que de verdad impone es el conjunto mecánico, ningún downsizing, 4.0 litros, V8 twin turbo e inyección directa, como nos gusta. Tenemos dos niveles de potencia y torque, el ras del E63 4MATIC+ Estate que cuenta con 571 CV de 5750 a 6500 vueltas y un torque de 750 Nm que va de las 2250 a las 5000 vueltas. El otro es el mejor, la versión S del E63 tiene 612 CV de 5740 a 6500 vueltas y un torque de 850 Nm de 2500 a 4500 vueltas, con estos números se convierten en la Clase E más potente hasta ahora.

La transmisión es la misma para las 2 versiones, una AMG SPEEDSHIFT MCT-9, más fácil decir que es una doble embrague de 9 marchas, en cuanto a la tracción, ambas tienen tracción integral con distribución de torque, y en el caso del E63 S, cuenta con un Drift Mode, que envía toda la potencia sólo al eje trasero.
Las aceleraciones son prácticamente iguales, 3,6 segundos el 0-100 km/h para el E63, 3,5 segundos para el E63 S, en velocidad punta ambos están limitados a 250 km/h, pero con el AMG Drivers package pueden llegar a 290 km/h.

0 Comentarios:

Publicar un comentario