BMW presentó el nuevo Serie 5 Touring

La quinta generación del Touring con más de 25 años de historia y éxito en el mercado europeo agrega tecnología, equipamiento y nuevos motores.


Un chasis rediseñado, un logro en la reducción de peso y una suspensión neumática con control automático de altura de serie en el eje trasero son algunas de las características deportivas de este nuevo familiar de BMW. De manera opcional, se puede contar con una suspensión con control eléctrico, barras estabilizadoras dinámicas o la suspensión deportiva M con un rebaje en la altura de 10 mm. Esta nueva generación, logra su reducción de peso gracias a que el portón trasero, el lateral de las suspensiones y varias partes del chasis ahora están construidos en aleación ligera.

Al igual que el sedán, en todas las versiones, los faros son de LED. Opcionalmente se ofrecen los faros de LED adaptativos con distribución variable de luz en curvas. También cuenta con el asistente de luz en ruta, lo que hace es prever encandilamientos automáticamente con un alcance de 500 metros.
En el interior, los rasgos del Serie 7 están presentes, el nuevo sistema iDrive de 10,3 pulgadas de alta resolución se puede comandar mediante los gestos y la voz del conductor o simplemente tocando la pantalla. También se incorpora un nuevo Head-up Display a color con una capacidad de proyección de hasta un 70% más que el anterior. La capacidad de carga es de 570 litros o 1.700 litros rebatiendo los asientos. La accesibilidad al espacio de carga fue uno de los puntos a discutir para el desarrollo de este nuevo Touring.  Ahora, se puede abrir solo la luneta trasera sin necesidad de abrir el portón. O abrir el portón sin tocarlo, pero esto, opcionalmente.

Las versiones disponibles son cinco (520d Touring, 530i Touring, 530d Touring, 530d xDrive Touring y 540i xDrive Touring), y cuatro son las motorizaciones. El 520d Touring monta un motor diesel de 2.0 litros, 190 Cv y un torque de 400 Nm.  De serie, se acopla a una caja manual de seis marchas, y opcionalmente a una automática Steptronic de ocho marchas. Es capaz de acelerar de 0-100 km/h en 8 segundos (7.8 con caja automática) y el consumo mixto ronda los 4,5 l/100 (4,3 l/100 km con caja automática).


El 530i Touring lleva un motor naftero de 2.0 litros y 252 Cv, capaz de producir 350 Nm de torque. En este 530i, no existe la posibilidad de contar con una caja manual, por lo tanto, equipa de serie la automática Steptronic de ocho marchas. Puede acelerar de 0-100 km/h en 6.5 segundos y el consumo mixto es de 5,8 litros a los 100 kilómetros.
El 530d Touring lleva un 3.0 litros de seis cilindros en linea capaz de producir 265 Cv y 620 Nm de torque. La transmisión es únicamente automática Steptronic de ocho marchas y la tracción puede ser trasera o a las cuatro ruedas mediante xDrive. La aceleración de 0-100 km/h la logra en 5.8 segundos o 5.6 el xDrive y los consumos van desde los 4.7 l/100 o 5.3 l/100 km el xDrive. 

Por último, la estrella de la gama, el más potente y equipado, el 540i xDrive. Debajo del capó se oculta un motor de 3.0 litros, capaz de producir 340 Cv y 450 Nm de torque. La caja es la automática Steptronic de ocho marchas y puede acelerar de 0-100 km/h en tan solo 5.1 segundos, obteniendo un consumo de 7.3 l/100 km. La tracción total xDrive unicamente.




0 Comentarios:

Publicar un comentario